Y es entonces, en el preciso instante en que es el otro quien toma las riendas y te dice “Adiós”, cuando crees que él es quien mejor te ha amado, quien mejor te ha tratado, quien mejor te ha follado. Y a lo largo de tu vida hay 1, 2, 15, 100 (eso ya depende de la capacidad de regeneración cardiaca de cada una) sobre los que piensas lo mismo. Cuántas horas desperdiciadas desdeñando la estadística. ¡Y cánto daño han hecho los que nos hablaban de un amor en toda la vida!

Anuncios

-“¿Dónde has aprendido a follar así, como una perra, con todos?”

-“En las películas porno. Como tú”.

 

Exils. 2 de la madrugada. Haciendo oído en un idioma que sigo detestando pero con el que, irremediablemente, voy a tener que convivir.

Mulero

Si no fuese por el respeto hacia lo que fuimos, te habría hecho tragarte las mentiras como bolas de hachís. Habrías sido mi mulero. Y cuando el escáner del aeropuerto te hubiese pateado las entrañas, habría gritado: “Sí, agente, ¿lo ve? Me dijo que me quería, que me quedase, que era importante para él. Que no habría mentiras. Y, ¿lo ve? Las lleva todas dentro”.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.